Ciclo de vida humana

El desarrollo humano es un proceso de cambios por el que transitamos todas las personas durante nuestra vida. Se inicia incluso antes del nacimiento, con la propia fecundación y termina con el final de la vida.

add
B@UNAM
CUAED

Ciclo de vida humana

Ciclo de vida humana

El desarrollo humano es un proceso de cambios por el que transitamos todas las personas durante nuestra vida. Se inicia incluso antes del nacimiento, con la propia fecundación y termina con el final de la vida. Al conjunto de etapas o periodos por los que transitamos se les denomina ciclo de vida y aunque no existen en realidad criterios absolutos que nos indiquen cuándo inicia o termina cada etapa de nuestra vida, sí podemos utilizar ciertas señales, a veces biológicas (como los cambios hormonales) y a veces psicosociales (como la jubilación), que nos permiten ir reconociendo los cambios trascendentales que se dan en nuestra vida

Podemos organizar las características de cada etapa del ciclo de vida humana en la siguiente tabla: Trascendentes que se dan en nuestra vida.

ETAPA CARACTERÍSTICAS
Prenatal (desde la fecundación hasta el trabajo de parto)

Formación de todos los órganos y la estructura corporal. Vulnerabilidad a los agentes tóxicos y a la mala nutrición de la madre.

Infancia temprana, los primeros años de vida (desde el nacimiento a los 3 años)

El recién nacido cuenta con el funcionamiento de sus sentidos y reflejos que le permiten relacionarse con el medio.

El desarrollo físico y motor es sumamente rápido.

Durante el primer año se socializa y forma lazos afectivos.

Durante el segundo año domina el lenguaje y tiene conciencia de sí mismo.

Infancia intermedia, de la edad preescolar (de los tres a los seis años)

Comienza a socializar con otros niños de su edad. Se inicia el juego cooperativo y de reglas.

Incrementa sus habilidades motoras finas y tiene mayor vigor en las actividades motoras gruesas.

Hay mayor autocontrol e independencia.

Su pensamiento es egocéntrico y sincrético.

Infancia tardía, de la escuela primaria (de los seis a los doce años)

Su grupo de amigos y compañeros tienen una enorme importancia para su desarrollo socio-afectivo.

Se incrementan las habilidades intelectuales y aparece el pensamiento operacional concreto.

Se fortalece la identidad y el autoconcepto.

El crecimiento físico se retarda, pero se incrementa la capacidad muscular.

Adolescencia (de los 12 a los 20 años)

Se da el “estirón final”, primero en las mujeres, un poco más tarde en los hombres.

Maduran los órganos genitales y con ello el interés en las relaciones sexuales.

La construcción de la identidad es una prioridad psicológica.

Aparece el pensamiento formal.

Adultez temprana (de los 20 a los 40 años)

Capacidad para establecer relaciones de compromisos compartidos.

Muchas personas se casan y procrean hijos.

Incorporación y desarrollo laboral.

Se estabiliza el autoconcepto y la identidad.

El desarrollo físico llega a su punto más alto.

Adultez intermedia, la “mediana edad” (de los 40 a los 65 años)

Se inicia la decadencia física, sobre todo músculo-esquelética y sensorial.

Pueden manifestarse enfermedades crónico- degenerativas.

En el aspecto intelectual la experiencia permite resolver problemas que implican análisis y reflexión.

La preocupación por el futuro de los hijos y el cuidado de los padres, ya ancianos, representan la principal fuente de estrés.

Se reflexiona mucho sobre el sentido de la vida, el éxito y el fracaso.

Adultez tardía, la “tercera edad” (de los 65 años en adelante)

La salud y el vigor físico van disminuyendo lenta pero sostenidamente.

Las capacidades intelectuales se pueden mantener en un buen nivel de eficiencia, sin embargo, la memoria se deteriora más rápidamente.

La jubilación requiere de aprender a manejar el tiempo libre y vivir con menos recursos económicos.

La preocupación gira alrededor de la valoración de la vida transcurrida.

Autoevaluación

Realicemos una actividad para evaluar lo aprendido. Coloca dentro de las definiciones el concepto que corresponda.

Opciones

Prenatal
Adultez temprana
Adultez tardía
Infancia intermedia
Infancia tardía
Infancia temprana
Adolescencia
Adultez intermedia

Etapas

Se incrementan las habilidades intelectuales y aparece el pensamiento operacional concreto.
Formación de todos los órganos y la estructura corporal. Vulnerabilidad a los agentes tóxicos y a la mala nutrición de la madre.
El desarrollo físico y motor es sumamente rápido. 
Maduran los órganos genitales y con ello el interés en las relaciones sexuales.
Comienza a socializar con otros niños de su edad. Se inicia el juego cooperativo y de reglas.
Incorporación y desarrollo laboral.
Las capacidades intelectuales se pueden mantener en un buen nivel de eficiencia, sin embargo, la memoria se deteriora más rápidamente.
Se inicia la decadencia física, sobre todo músculo-esquelética y sensorial.